La Casa Azul: Centro Cultural Cubano

La Casa Azul fue creada en 1996 en Fort Worth, Texas, con el espiritu de promover la cultura cubana donde quiera que esta se produzca. Pero su principal mision es dar a conocer a los escritores y artistas cubanos del exilio en interrelacion con el medio en que se desenvuelven. Estamos abiertos a todas las manifestaciones literarias y artisticas del mundo hispano,y norteamericano. Contamos con una galeria de arte cubano y nuestro Linden Lane Magazine. Visitenos en http://www.LaCasaAzul.org

Friday, May 11, 2012

La Casa Azul Centro Cultural Cubano Heberto Padilla

Armando de Armas entrevista a Belkis Cuza Malé en MartiNoticias por los 30 años de Linden Lane Magazine

Thursday, May 10, 2012

LLM en el Diario Las Américas


  

La Revista del Diario
Publicado el 05-10-2012
Linden Lane Magazine, 30 aniversario
Por Luis de la Paz
DeLaPazL@aol.com

http://www.larevistadeldiario.com/noticia/4303/linden-lane-magazine-30-aniversario#TB_inline?height=370&width=145&inlineId=divsx&modal=true   Cuando un proyecto cultural puede darse el lujo de conmemorar sus tres décadas de vida, hay, más allá de cualquier otra razón, una clara señal de perseverancia y dedicación. Estos han sido los pilares que han sostenido a Linden Lane Magazine, lo que le permite hoy celebrar sus treinta años con una edición especial conmemorativa.

En las primeras páginas de este Vol. 31, Número 1 (primavera del 2012), Belkis Cuza Malé, fundadora junto a su esposo el poeta Heberto Padilla (1932-2000) de la revista, hace un recorrido por la historia de la publicación, describiendo los avatares y los tropiezos para lograr salir adelante con el proyecto hasta llegar a nuestros días. Sin lugar a dudas, en su ya largo peregrinar, Linden Lane Magazine ha realizado una monumental contribución al sostén, reafirmación y continuidad de la cultura cubana, en las voces libres de los cubanos en el destierro.

Este número especial de colección, tiene 154 páginas, con 186 colaboradores, 67 pintores y artistas. Entre las ilustraciones están también las portadas de los libros de muchos escritores. En esta entrega aniversario, se recogen las voces de los más destacados autores cubanos del exilio, la mayoría de ellos en algún momento colaboradores de LLM. Gastón Baquero, Lydia Cabrera, Enrique Labrador Ruiz, Rogelio Llópiz, Reinaldo Arenas, Guillermo Cabrera Infante, Leví Marrero, Carlos Victoria, Reinaldo Bragado Bretaña, Eugenio Florit, Severo Sarduy, Justo Rodríguez Santos, Ana Rosa Núñez, René Ariza, Carlos Franqui, Octavio Costa, Edith Llerena, Roberto Valero, Guillermo Rosales y Antonio Benítez Rojo, por sólo citar a unos pocos, desafortunadamente todos ya fallecidos, figuras que brillan en esta valiosa recopilación, que bien podría llamarse una modesta y panorámica antología de lo mejor de la literatura cubana en el exilio.

LLM es la única revista literaria en español que se ha mantenido activa en estos últimos años, para darle voz a los escritores que residen en los Estados Unidos, en particular a los cubanos. Una voz, un espacio, que a muchos les fue negado en su propio país.
Desde el 22 de marzo de 1982, en que salió el primer número de Linden Lane Magazine, editado en Princeton, New Jersey, hasta al más reciente, en Hialeah, Florida, los subscriptores y seguidores han podido contar siempre con la revista. Belkis Cuza Malé señala en el texto introductorio de esta entrega conmemorativa que: “Me he mudado desde entonces [desde el primer número] más de diez veces (incluyendo una estancia de un año en Madrid), y varias a la Florida, vuelta a New Jersey, y finalmente Texas, para regresar hace tres años a Miami, sin abandonar del todo Texas. En ninguno de esos cambios ha estado ausente Linden Lane Magazine, y con nieve, tormenta, calor, o grandes problemas financieros no ha dejado de publicarse. Me gusta parodiar a Gustave Flaubert, y decir una gran verdad: Linden Lane Magazine soy yo”.
Para adquirir esta edición de colección visite la página www.createspace.com/3859233 en internet. 

El poeta Raúl Rivero dedica su crónica de este martes en El Mundo (Madrid) a los 30 años de Linden Lane Magazine

Casa de papel y tinta


El escritor y disidente cubano Heberto Padilla, en Berlín en 1995. / LAYCEN CHUEY
MARTES
Un bosque de tilo
Los escritores y artistas cubanos que andan por el mundo con su país y su cultura en una carpeta invisible que produce falta de aire y alucinaciones, tienen, desde hace 30 años, un sitio itinerante donde pueden encontrar remedios, ilusiones y tierra firme. Se llama Linden Line Magazine y es una revista fundada en Princeton, Nueva Jersey, en 1982, por la escritora Belkis Cuza Malé y su marido, el poeta Heberto Padilla, un hombre tierno y difícil que se dejaba querer.
Cuza Malé (Guantánamo, 1942) poeta, periodista y pintora, había sido arrestada junto a su marido y vivía exiliada desde 1979. Heberto Padilla (Puerta de Golpe, 1930) llevaba sólo dos años fuera de su país. El autor de El justo tiempo humano pasó por la cárcel y por una larga reclusión domiciliara después de protagonizar, en los años 60, un enfrentamiento de resonancia universal con el régimen comunista.
Allí en Princeton, donde tenían que compartir su vocación literaria con las matemáticas para llegar a fin de mes, Belkis y Heberto consiguieron separar unos dineros para sacar adelante el primer número de la publicación. Le habían robado el nombre a la calle de su casa alquilada y convocaron a integrar el staff a un tipo llamado Reinaldo Arenas, huésped de calabozos y escondrijos, enemigo del poder y cómplice de las locas de arete, expulsado en una cáscara de nuez en 1980 y autor de un libro titulado El palacio de las blanquísimas mofetas.
Arenas se fue del cargo de editor a los dos años y permaneció como colaborador hasta que se suicidó en Nueva York, en 1990.
Sin querer sacar a Padilla (que murió en Alabama, en el año 2000) otra vez del juego y ahora de un juego distante y doloroso, se sabe que ha sido y es Belkis Cuza Malé la que sostiene viva la revista, quien la ha llevado entre el desorden de muebles y poemas en unas 10 mudanzas (incluida una a Madrid) y quien sigue pegada a las cuentas, a los correos de los exiliados, a la memoria y al amor para que Linden Line Magazine no deje de salir cada tres meses.
En esta primavera, a la hora en que circula la edición que marca los 30 años de aquel sueño, la autora de La otra mejilla y Los poemas de la mujer de Lot, asegura que con nieve, tormenta, calor o grandes problemas financieros, no ha dejado de publicarse, «Me gusta parodiar a Flaubert y decir una gran verdad: Linden Line Magazine soy yo».
La editora recuerda que entre los escritores del exilio que aparecieron en el primer número estaba Guillermo Cabrera Infante, Enrique Labrador Ruiz, Carlos Franqui, Antonio Benítez Rojo, José Triana y Vicente Echerri.
Desde Cuba, Linden Line Magazine era (y es) presentada por el oficialismo como una fortaleza del enemigo, una línea que no se puede pisar si se tienen los pies en la geografía de la isla. Allá, para muchos intelectuales, se trata de un sitio cálido y eterno en el que se tienen noticias ciertas de los que tuvieron o prefirieron irse y del que se sabe que siempre hay una página en la lejanía. Un espacio para todas las tendencias y todas las ideas que estén comprometidas con la libertad sin importar el estilo, la edad o la densidad de la angustia de las personas.
El número especial por estas tres década reúne a 186 escritores y a 67 pintores que viven en diferentes partes del planeta. En la portada aparece un José Martí conforme y quieto, con una camisa blanca y un paisaje irreal al fondo.zul Centro Cultural Cubano Heberto Padilla



Linden Lane soy yo!.

Por Ena Columbié  (elexegeta.com)

http://4.bp.blogspot.com/-XWcT0YDbsiM/T6u03gzvqOI/AAAAAAAAAVc/TUd43ZpxFiI/s1600/Linden+Lane.jpg

Linden Lane es trigueña y risueña, tiene los ojos profundos, y aunque vive en Los EEUU, es tan guantanamera como la Fama de Chini y la Polymita de sus campos. En ella está la poesía, la narrativa, la crónica, la pintura… Es totalmente cierto cuando la legendaria escritora Belkis Cuza Malé afirma con énfasis y orgullo: Linden Lane soy yo!

Como un augurio en este mayo lluvioso de Miami, nuevamente el José Martí de Jorge Arche sirve de imagen para representar la excelencia, esta vez encarnada en la revista Linden Lane Magazine que cumple sus treinta años. Revista de los cubanos y de las personas con talento, que ha llegado a esa edad sólo por los esfuerzos titánicos de una Belkis que no se deja vencer jamás. Ella es empeño constante, búsqueda y oportunidad.

http://2.bp.blogspot.com/-hfGSn0i2HhU/T6u1NzSDDpI/AAAAAAAAAVk/nMmulpTpJBo/s1600/LI4C0E~1-lin.jpg
(Selección de libros y revistas del sello Linden Lane, Foto LaPitu)

Por Linden Lane Magazine han transitado casi todos los mundos y géneros de la literatura y de la imagen, así como infinidad de escritores; algunos más famosos que otros, y muchos que ya no nos acompañan en este mundo nuestro. Este número especial es una muestra de ello. Belkis mantiene vivos a los que llevan tiempo en el Olimpo de lo eterno, como Heberto, Reinaldo Arenas, Gastón Baquero, Florit, Labrador Ruíz, Severo Sarduy, Lydia Cabrera… y los que recientemente nos dejaron el vacío del abandono, como Eliseo Alberto, Heriberto Hernández, y la siempre querida Elena Tamargo. entre otros. Igual pasa con las imágenes, hay una lista grande de los muy buenos y los no tanto, pero Belkis trata de jugar con los espacios para darle un pedacito a todo aquel con un vestigio de valor. No voy a citar todos los nombres, el lector debe comprar este número que es de colección, es un tesoro pocas veces visto en una revista. También puede entrar al enlace de La Otra esquina de las palabras, donde mi paisano el escritor, anfitrión de peña, y bloguero Joaquín Gálvez, con una paciencia de santo hizo la lista  de los implicados, donde es muy raro no encontrarse a un intelectual cubano que busque: http://laotraesquinadelaspalabras.blogspot.com.

Para poder realizar este número especial y extraordinario de conmemoración y colección, Belkis tuvo que pasar hartas horas desempolvando sus archivos, los mismos que carga a donde quiera que los vientos la arrastren. Abrir esos libros y encontrar las dedicatorias de puño y letra de muchos que ya han partido me ha hecho revivir estos años de esfuerzos múltiples, de alegrías, pero también de incertidumbres y temores por el hecho mismo de vivir en el exilio, aunque ya seamos parte, sin duda, del país que nos ha acogido, dice la escritora y agradece a todos los que la han apoyado en la continuidad de la revista cubana más vieja del exilio. Agradece también a los que sueñan con ella en una Cuba libre y democrática.

 
Belkis en casa cuando preparaba el número especial de Linden Lane (Febrero 20/ 2012- foto LaPitu)
 Belkis, es a ti a quien agradecemos por tu dedicación y seriedad, por las oportunidades que nos ofreces, por escucharnos y darnos cátedra de lo desconocido. Gracias por siempre regalarme un huequito en tu vida para mis reseñas y mis fotos, por los huequitos también para los amigos, y por los otros espacios que siempre dedicas para desenmascarar a los enemigos; y digo en tu vida querida amiga, porque en realidad, Linden Lane eres tú.


Monday, May 07, 2012

La Casa Azul Centro Cultural Cubano Heberto Padilla

Ernesto Cardenal, sí, gran poeta nicaraguense, sacerdote católico, socialista, sandinista, castrista, y.....  sigue siendo el mismo... 

              En 1981, el poeta nicaraguense Ernesto Cardenal  fue a dar una conferencia a la Universidad de Princeton, y aunque no habíamos sido invitados por la institución (como nunca lo fuimos), un amigo, el pintor nicaraguense Armando Morales, nos conminó a acompañarlo. 
             Aprovechando la ocasión, y como lo conocíamos muy bien, tanto Heberto como yo, quise pedirle ayuda para que intercediera por mi hija que permanecía en Cuba.  No era, como digo, una desconocida para él, pues lo había visto en varias oportunidades años atrás, e incluso le había ofrecido información sobre la represión religiosa en Cuba cuando a finales de los 60 o principios de los 70 llegó a la Isla  en plano de investigador para escribir su libro sobre la revolución, que finalmente publicó, y donde también aparece Cintio Vitier dando testimonio de cómo morían fusilados los jóvenes gritando Viva Cristo Rey!!! (todavía Cintio no se había convertido al redil castrista). Conocedor de la represión que podría venir contra todos los que le ofrecimos información para su libro, Cardenal publicó anónimamente aquellos testimonios.
         Pero ahora allí, en la Universidad de Princeton, tras saludarlo, le hablé aparte y le rogué, como madre, no como intelectual, que intercediera por mi hija, entonces de 14 años, a la que el gobierno castrista no le permitió acompañarme cuando salí de Cuba en 1979, ni después. 
         Estas fueron sus palabras textuales:
         "Lo siento, Belkis, mi amistad con Fidel no me permite hacerle esa petición..".  Yo no le dije nada, y me quedé en silencio, pensando en lo cobarde y malvada que puede ser una persona, aún siendo un sacerdote y decirse cristiano.  Luego, cuando al paso de los años, y siendo Ministro de Cultura del gobierno sandinista, llegó el Papa Juan Pablo II a Managua y lo primero que hizo fue señalar a Cardenal y reprenderlo (y hasta creo que lo excomulgó), me sentí feliz de que al menos se le desesmarcarara en público.
              Siempre recordaré una fiesta en La Habana, en casa de mi amigo Pablo Armando Fernández,  a  principios de los 70, a la que asistió Cardenal, cuando un poeta cubano, muy amigo mío, que hoy ocupa una alta posición en el gobierno, me dijo textualmente: "Me voy de aquí ahora mismo, no soporto a ese farsante", y me pidió que lo siguiera al patio. Allí, ante mis ojos asombrados, saltó el alto muro de concreto que lo llevaba a la calle y se marchó.
               Ahora Ernesto Cardenal, sin pudor alguno, denuncia públicamente a Daniel Ortega y a su familia, dice que son una tiranía familiar o algo así.  Da lo mismo lo que diga de la pandilla sandinista a la que él perteneció con tanta efusión.  El hecho es que por un lado recibe el Premio Reina Sofía de Poesía, disfruta de los euros, se beneficia de vivir en un mundo libre, y por el otro sigue aplaudiendo a Fidel Castro, elogiando la tiranía castrista, y atacando a Estados Unidos, llamándolo con el viejo slogan del imperialismo.  Un imperialismo que lo ha recibido en sus aulas universitarias, y donde mucho antes estudió y convivió con el poeta Thomas Merton. 
               Lástima que Ernesto Cardenal, a sus ochenta años, y siendo un "cristiano", no haya dejado de servir al demonio. Un Judas que no se arrepiente de nada.

Aquí, su reciente entrevista en La Jiribilla.  Para que la "disfruten", por si ustedes creían que ser un buen poeta y un sacerdote lo hace un ser humano digno y bueno.  Por cierto que el diablito con que ilustran la entrevista le viene como anillo al dedo:
ENTREVISTA CON ERNESTO CARDENAL
Hay que ser socialista
Nirma Acosta La Habana
 
Ernesto Cardenal, el poeta  y amigo nicaragüense, nos trajo de vuelta el recuerdo de aquellos días en que, con su habitual cotona y la boina negra, le escuchamos leer sus poemas más entrañables en la sala Che Guevara de la Casa de las Américas. Nació en 1925 en la ciudad de Granada. Ha sido incluido en la corriente poética conocida como exteriorismo y ha compartido su vocación por las letras con la escultura y la pintura. Su resistencia contra la dictadura de Somoza fue un símbolo para Latinoamérica. Se incluyen en su obra poética los títulos, “Epigrama”,  “Oración por Marilyn Monroe y otros poemas”, “El estrecho dudoso”, “Homenaje a los indios americanos”, “Salmos”, “Los ovnis de oro”, “Telescopio en la noche oscura”, “La vida perdida” y “Canto Cósmico” presentado el año pasado en La Habana. 
No hay espacio para la duda en este hombre que ha vivido lo suficiente como para saber deslindar al Bien del Mal. “Soy revolucionario., nos repite, “con la misma fe, convicción y la misma esperanza”. El poeta ha recibido la Orden José Martí de la República de Cuba y en los días de 2003, cuando la campaña mediática contra la Isla servía de pretexto a una posible invasión, no se dejó silenciar y firmó junto a otros intelectuales el mensaje  “A la conciencia del mundo”. Justo así empezó esta conversación: recordando aquellos momentos en que apostar por Cuba era también la manera hermosa de decir: “Yo he repartido papeletas clandestinas/ gritado ¡Viva la libertad! en plena calle, desafiando a los guardias armados. / 
¿Cómo se conjuga la literatura y la política en su vida?
No me considero un político, sino un revolucionario, y soy revolucionario porque soy un poeta. Siempre he creído que estamos hechos de los mismos elementos que las estrellas. Nuestro cuerpo está hecho de átomos,  igual que el corazón de las estrellas. Venimos de ellas y nosotros somos las mismas estrellas con conciencia y amor en el universo.
La poesía me llevó a una conversión con Dios, a un monasterio y también a la Revolución. Tuve una conversión primera: la del encuentro con Dios. Después lo que he llamado una segunda conversión: cuando estuve en Cuba, en 1970, durante mi primera visita a la Isla, a la Revolución y al pueblo. 
¿Entonces, el encuentro con la Revolución cubana fue de alguna manera la que completó y definió el camino de Ernesto Cardenal?
Sí. Aquí me di cuenta de que el camino era este: el de Cuba. Desde entonces he militado con la Revolución. 
Después de la caída del campo socialista, algunos han tenido hasta miedo de decir lo que usted defiende con tanta fuerza: el “ser revolucionario”. ¿Qué le diría a quienes se han salido o han preferido andar por un atajo hacia la derecha? 
Sigo siendo revolucionario igual que antes, con la misma fe, convicción y la misma esperanza. Nunca he tenido una vacilación al respecto. Solo existen dos sistemas económicos posibles: la apropiación privada de las riquezas de la tierra, y la puesta en común de esas riquezas. No hay un camino intermedio entre el capitalismo y el socialismo. No existe una tercera vía. Hay que ser socialista. 
¿Cómo ve el futuro?
Como un futuro socialista.
 
¿Cuánto le ha ayudado la poesía en los momentos más difíciles? ¿Cómo ha recibido este homenaje de los cubanos por su 80 cumpleaños?
No solo la poesía. La poesía me ha ayudado, pero yo diría que lo que más me ha ayudado es mi amor a la humanidad, al pueblo, mi amor a la Revolución. Ningún homenaje por mis 80 años ha sido más importante que este que se me hace en Cuba. Justamente por tratarse de Cuba, que es el único país socialista que queda, y el único que se mantiene rebelde ante el imperialismo. Qué sería de nosotros en América Latina sin Cuba. Entonces, mi primer  y más grande reconocimiento se lo dedico siempre a este país. 

Tuesday, May 01, 2012

La Casa Azul Centro Cultural Cubano Heberto Padilla

TUESDAY, MAY 01, 2012

Edición de lujo de LINDEN LANE MAGAZINE celebrando los 30 años.  Impresa por MagCloud. (HP company)
Belkis Cuza Malé


Esta es la edición de lujo de Linden Lane Magazine, celebrando los 30 años. Cuesta un poco más pero vale la pena, porque la impresión es superior.
Gracias a Dios por su misericordia infinita que nos ha permitido a los escritores y artistas del exilio tener un sitio abierto a todos. 
Muchas gracias a todos los que han cooperado durante todos estos años, a los que ya no están y a  los que continúan apoyándonos.  Sin ustedes todos, LLM no hubiera sido posible.

         LINDEN LANE MAGAZINE VOL 31 # 1, SPRING 2012 SPEICAL 30 CELEBRATION ISSUE        
           
       
         By Belkis Padilla                    in Linden Lane Magazine                  
       
         152 pages, published 1 MAY 2012        
     
     
       An extraordinary issue of Linden Lane Magazine celebrating 30 years of publication.        
     
                 Find out more on MagCloud